Cuando decides hospedarte o buscar un hotel para pasar tus vacaciones o viaje de negocios, comúnmente quieres el precio más accesible, pero es ahí donde debes equilibrar entre el presupuesto, lo que realmente necesitas y lo que te están ofreciendo para encontrar la comodidad que deseas.

Comencemos:

a) Si estás huyendo del bullicio y el ajetreo de tu ciudad, quizás te convenga un hotel alejado de la metrópoli, para estar más tranquilo, pero obviamente esto te generará más tiempo en el traslado de lugares donde quieras pasear. Es aquí donde debes checar si hay estacionamiento, para que lleves o rentes un auto.  

b) Si eres un obsesionado por la limpieza, un precio excesivamente bajo podría ser sospechoso y quizás te encontrarías con polvo o sábanas no tan limpias en tu habitación, busca algo equilibrado y checa en internet los comentarios de los clientes sobre ese hotel.

c) Si realizas un viaje de negocios, lo más probable es que necesites Wi-Fi las 24 horas con la mejor velocidad, así como servicio de impresora, incluso equipo de cómputo por si tu laptop falla. Obviamente esto implicaría mayor precio, pero no te desanimes, siempre hay agradables sorpresas.

d)  Quieres hacer negocios y llevar a tu familia a descansar y divertirse, un hotel con alberca es una opción idónea, porque mientras tu trabajas, tu esposa e hijos pueden ir a tomar el sol y a mojarse en la piscina. 

En conclusión, buscar el servicio de hotelería adecuado, depende totalmente de lo que necesites, así que ten una idea clara de lo que requieres. En Hotel Conchita tenemos todos los servicios, sin faltar la alberca.