Una alberca en un hotel sin duda es un diferenciador para motivar la reservación de una habitación, porque el huésped no solo tendrá un lugar para dormir, sino también un espacio de esparcimiento seguro y donde podrá estar con toda su familia.

Aunque es una inversión fuerte tener una piscina, la realidad es que es un factor clave para el sector hotelero en México y más cuando existen diseños atractivos como la vista infinita, semejante al horizonte del mar.

El sitio Bancomext indicó que el costo de una alberca asciende desde los 114 mil pesos hasta casi medio millón de pesos. Tal inversión depende del tamaño y la profundidad que se requiera, así como de la ubicación y sus características tecnológicas.

Definitivamente una alberca siempre será un atractivo y precisamente es lo que te ofrecemos en Hotel Conchita, para que tengas un merecido descanso.